La subcampeona de la primera edición argentina del reality, Tamara Paganini, habló de su trabajo actual. “Estoy trabajando en la parte de fidelización de pacientes para un laboratorio de alta complejidad”, reveló.

A 21 años del estreno de Gran Hermano, el reality show que revolucionó nuestro país y mantuvo en vilo a los espectadores. Una de las participantes que vivió la experiencia fue Tamara Paganini, quien suele recordar el fenómeno en que se convirtió el programa y el gran salto a la fama.

Dos décadas después mantiene un bajo perfil con algunas publicaciones en las redes sociales, y en las últimas horas compartió un video para explicar de qué vive, indignada por los rumores que circulan en el mundo virtual. “Según los haters soy millonaria, en mi cuenta de Tiktok se llenó de gente que no sé de dónde saca que soy mantenida, que tengo mucha plata”, comentó en el pie de la publicación.

“Estoy trabajando en la parte de fidelización de pacientes para un laboratorio de alta complejidad”, reveló.

“Por suerte la gente que es atendida en el laboratorio está muy conforme, por lo tanto no recibo muchas puteadas, y como yo soy la que ayuda al paciente a quejarse y a contar qué le pasó, no me maltratan”, expresó.

“También hay gente a la que llamo y pregunto, digamos, por ‘Ramón García’ y me dicen que murió hace una semana”, se lamentó.

“En época de Covid-19 me atendió una señora y yo tenía que hablar con su hijo. Tenía 35 años el muchacho, el hijo de la mujer había muerto y se puso muy mal. Me dijo: ‘Mi hijo falleció hace una semana, quién sos que me llama para hablarme de mi hijo’. Se largó a llorar y yo no podía sencillamente cortarle”, confesó, sobre la contención y la empatía que requiere el trato diario con pacientes. Asimismo, apuntó: “¿De qué vivo actualmente? Los haters y sus teorías de que nunca laburé”. Fuente: El Once