El ex delantero de la Selección dio detalles de la chance que tiene de ser parte de la delegación que viajará al Mundial y se refirió a las complicaciones de salud que lo alejaron del fútbol profesional.

El retiro de Sergio Agüero del fútbol profesional fue un golpe que sintieron todos los fanáticos de este deporte. El problema cardíaco que lo aquejó durante sus primeros meses como jugador del Barcelona lo terminó empujando fuera de las canchas prematuramente.

Si bien el Kun vive en contacto permanente con sus seguidores por sus transmisiones en Twitch, en las últimas horas decidió brindarle una entrevista a Radio 10 y tocó diversos temas.

Las frases de Agüero

Cómo empezó su problema cardíaco:
 «Cuando es el corazón estás un poco cagado, pero hay que cuidarse. Me avisó antes (el corazón). Diez días antes tuve en el entrenamiento una arritmia muy cortita. Hice bastantes chequeos, parecía que estaba todo bien. Después pasó en el partido. No me lo esperaba».

Los dolores que sintió en su último partido: «En el partido primero empecé a sentir mucho calor en el cuerpo cinco minutos antes que pase esto. Pensaba que era por el partido. Digo, capaz que es porque vuelvo a jugar de titular después de tanto tiempo. Se me venían un montón de cosas a la cabeza, pero todo en lo deportivo. Nunca imaginé que era por esto. De repente empecé a estar medio débil. Mareándome un poco. En una jugada salto a cabecear y como que me mareo un poco más. Le agarro la mano al defensa del rival, que creo que era el capitán, le digo: ‘Escuchame, me estoy mareando, pará el partido’. Empezó a gritarle al árbitro que pare el partido. El árbitro se da vuelta, me ve que me estoy agarrando el pecho. Yo sentía que me estaba ahogando. Para el partido, me relajo, entra el médico y cuando me tiro al piso empieza el ataque de arritmia. Por eso tardé bastante. Estábamos esperando que pare la arritmia».

Las dolencias que empezó a padecer: «Sentía que se me salí el corazón del pecho. Me iba a full, iba muy rápido. Había tenido uno de chico. Imaginé que se me volvió a activar de cuando me pasó que tenía 14 años. Pero era diferente. Notaba que claramente cuando era chico sentía diferente, ahora de grande es otra cosa. La realidad es que no fue como me pasó cuando era chico, era otra cosa».

Los primeros estudios y la posibilidad del retiro: «Es difíci, es como que te digan: no tenés que laburar. Pero tenés la esperanza de capaz me recupero. Cuando me hicieron la intervención, que me quede como cinco días en el hospital, ahí dije debe ser grave. A los diez días el médico, me dice: ‘Sergio mirá que hay que empezar a pensar que no creo que puedas seguir jugando, capaz que sí, pero no creo’. Yo en ese momento estaba muy tranquilo porque era mi salud. Hasta una semana antes, que me avisan que haciéndome el chequeo final: ‘Sergio tenés que dejar». Ahí es como empecé a procesar eso. Ya me venía mentalizando que probablemente quizás tendría que dejar, pero no lo asumía todavía. Cuando me dijo el médico que era 100% seguro que tenía que dejar, ahí fue otra cosa. Todo lo que venía aguantando y antes de salir a la conferencia de prensa ya no aguanté. No sé por qué. Me largué a llorar porque no sé, es la sensación que tenía que decir que dejaba el fútbol».

Los primeros días tras el retiro: «Los primeros 15 días fueron bastantes duros. Intenté no mirar partidos. Hasta el día de hoy, de vez en cuando miro de reojo. Voy mirando, pero no estoy como antes que era todos los días mirando partidos. Era para tener un proceso de seguir haciendo mi vida fuera del fútbol. La realidad es que por eso estoy mucho con Krü. Eso me hace distraer un poco más. Me hace bien. Me gusta. Me levanto a la mañana y estoy activo haciendo cosas, eso me distrae bastante».

La chance de viajar a Qatar: «¡Al Mundial voy a ir! Estamos viendo para tener una reunión esta semana. Pero bueno, la verdad que quiero estar, pero ¿qué pasa? La realidad es que si voy al Mundial voy a estar con los chicos, voy a ir al entrenamiento. Eso no es un problema. El problema es que estar encerrado otra vez tanto tiempo… Una cosa es si estás jugando porque estás concentrado al 100%. Fui al Mundial siempre como jugador, nunca fui al Mundial para poder divertirme con mi pareja o amigos. Ir al Mundial libre. Pienso eso también».

La charla con Lionel Scaloni para ir al Mundial: «Sí, hablé con Leo Scaloni. No tengo ningún problema y creo que no se va a enojar si lo digo. Me llamó. Los chicos mismos también. Chiqui Tapia también. Es intentar darle una vuelta a ver qué se puede hacer. Claramente es muy reciente. La cagada que es justo me pasa esto y está el Mundial. Si el Mundial estaba en dos años, hay un proceso para plantear, ver qué podemos hacer. Vamos a ver qué encontramos. Claramente voy a estar ahí, voy a ir. Si no es con la Selección, voy a ir y voy a estar con los chicos. Pero voy a ir un poquito para motivarlos».

Su vínculo con Messi y sus ex compañeros: «Hablamos siempre. No sólo con él, tenemos un grupo todavía con los chicos de la Selección. Sigo en el grupo de Barcelona también, no sé por qué no me sacaron. A veces hablo, tiro unas cosas y se cagan de risa. Pero la verdad es que siempre fui muy social, muy divertido con la gente. Obviamente que hoy la gente me puede conocer un poco más a raíz del stream, antes no estaba esto».

Su enojo por las críticas a Messi en Francia: «Hace bastante tenía una entrevista. No sé qué medio pero leí en Internet que lo estaban matando los medios franceses. ¿Cómo lo van a matar? Si jugó bien. ¿Estaban viendo el partido de espaldas? Obviamente lo banco. Leo siempre juega de 5 puntos para arriba, no te va a jugar nunca para abajo. Después puede tener el penal, pero el otro día viendo el partido estuvo muy activo, metió buenos pases, en el primer tiempo metió un pase de gol a Mbappé que ataja Courtois. Estuvo siempre activo. Cuando veo que dicen eso me calenté. Ahora no pasa nada, puedo decir lo que quiera si no juego más al fútbol. Justo mi repre me llamó cuatro días antes que tenía una entrevista con una revista francesa. Me calenté en el stream y dije no doy nada. Mi repre se enteró por el stream y me dijo ‘che, no haces la nota’. No, ya fue».

La chance de ganar el Mundial: «Sentir lo sentimos siempre. Hoy no estoy yo, pero ya cuando se ganó la Copa América, el equipo estaba muy confiado. Creo que también es importante que Scaloni ya encontró un poco el equipo, el grupo. Eso hace un poco más fuerte en lo que es partidos tan cortos. Tenés tres partidos de fase de grupos y después eliminación. Scaloni tiene experiencia como segundo entrenador en Mundiales y como jugador. Eso influye. Estamos muy bien. No quiero decir, pero entro a la cancha y me tiro de cabeza».

La relación con Independiente: «Me enteré que hay elecciones. Mucha gente me dice no opines, amigos y demás. ¿Por qué no puedo opinar? ¿Tengo que cerrar el micrófono? Acá todo el mundo puede decir lo que quiera y yo no puedo decir nada. Si están usando mi imagen. Fue una pelea con mis amigos. Cuando hice stream dije que no hagan campaña, yo no sé quién está haciendo campaña. Si hay tres o cuatro candidatos. La gente de Independiente, que es fan, mira eso. Les dije que no mientan a la gente. EL otro día pusieron una foto comiendo con los Moyano y yo contesté. Uno puso que no te usen para la campaña, pero bien que te juntas. Yo me llevo bien con todo el mundo. Ahí no fui a hacer campaña, fui a presentarle un proyecto a Independiente que iba a ser el complejo de Domínico con Milito. Nos sacamos fotos porque no tengo ningún problema con los Moyano ni con nadie».

Dónde va a vivir tras su retiro: «Yo siempre vengo acá. Me encanta venir acá. Si tengo un montón de plata invertida acá, ¿qué me voy a ir? Digo eso, pero claramente no es de ahora Argentina. viene de hace años. Cuando era chiquito también, en la villa se sufría. Hoy está muy abierto todo porque con las redes sociales hoy firmás todo y estás al horno. La realidad es que yo voy a disfrutar donde esté. Pero voy a estar en el lugar que yo crea estar más relajado. Me gusta estar encerrado, tranquilo. Acá tenés amigos, que te invitan, querés tener un poquito de tranquilidad a veces. Total acá voy a venir. Mi pasaporte es argentino, me tienen que dejar entrar. Leo (Messi) es súper argentino, mal. Su familia está toda en Rosario. El argentino, por mas que esté afuera, va a terminar viniendo. Venís siempre. Obviamente nos acostumbramos. La mitad de mi vida la viví en Europa. Cuando vengo acá es porque está mi hijo, amigos y familia. Pero la vida allá fuera me gustó, es la realidad».  Fuente: Infobae