El elenco Xeneize venció por 2 a 0 al conjunto boliviano, por la segunda fecha de la zona de grupos del certamen continental. Darío Benedetto convirtió los goles del equipo dirigido por Sebastián Battaglia, uno en cada tiempo.

Boca se impuso por 2-0 ante Always Ready de Bolivia en la Bombonera y consiguió su primera victoria en el Grupo E de la Copa Libertadores. No le sobró nada al equipo de Sebastián Battaglia, que contó con la jerarquía goleadora de Darío Benedetto para quedarse con tres puntos que le permiten enderezar el rumbo en el certamen continental luego de la derrota que sufrió ante Deportivo Cali en el debut. El miércoles Corinthians será local del conjunto colombiano y así quedarán definidas las posiciones del Grupo.

El comienzo del partido mostró a Boca con dudas. A pesar de ser local y de contar con una formación de carácter ofensivo, al conjunto de Sebastián Battaglia le costaba hacer pie en ataque y hasta sufrió algún sobresalto cerca de su área.

Pero esta tendencia iba a romperse con la llegada del gol de Darío Benedetto a los 25 minutos. Exequiel Zeballos rompió por la izquierda, se llevó todas las marcas y metió la pelota al medio para el ingreso goleador del Pipa, que no falló con todo el arco a su disposición.

Boca no iba a lograr un funcionamiento avasallador después de ponerse en ventaja, pero se iba a ver favorecido por la acción en la que Rodrigo Ramallo se fue expulsado en Always Ready. El jugador del conjunto boliviano vio la tarjeta roja por una patada en rostro a Frank Fabra.

Esa acción derivó en una gresca entre jugadores de equipos. Hubo insultos y empujones, aunque la cuestión quedó allí. El árbitro decidió amonestar a Darío Benedetto y Gastón Ávila por sus violentas reacciones y el juego pudo continuar.

La segunda parte iba a comenzar con un contratiempo para Boca, ya que de movida debió ingresar el arquero Leandro Brey en lugar de Agustín Rossi, lesionado. Fue el debut para el exjugador de Los Andes, que llegó al club en el último mercado de pases y que estaba en el banco de suplentes por la suspensión que pesa sobre Javi García por los incidentes ante Atlético Mineiro en 2021.

Boca dominó las acciones de principio a fin en el complemento. Ya no hubo equivalencias. Always Ready se quedó sin fuerzas como para intentar algo. Sin embargo, el equipo de Battaglia chocó una y otra vez con sus falencias en el armado de juego y en la definición.

Pero, en la última jugada del partido, la suerte iba a cambiar: ya en el minuto 95, el árbitro permitió jugar unos segundos más y de un córner llegó el segundo golde Darío Benedetto, el que selló el triunfo por 2-0. Fuente: Super Deportivo