Subió 6,2% en abril

Una familia «tipo» necesitó en abril $95.260,37 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC. Pero mayor aun fue la suba de la Canasta Básica Alimentaria, que determina la línea de indigencia y mostró un salto de 6,7%.

El 6,7% de inflación de marzo puso en alerta a gremios docentes y estatales, mientras los gobernadores esperan señales concretas de Nación para domar la escalada de los precios en las góndolas.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, se disparó 6,2% en abril, por encima de la inflación general, por ende, una familia «tipo» (dos adultos y dos niños) necesitó en el cuarto mes del año $95.260,37 para no ser considerada pobre, según informó el INDEC este martes. Vale aclarar que esta cifra no tiene en cuenta el gasto en alquiler.

Pero mayor aún fue la suba de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia: mostró un salto de 6,7% en abril. En consecuencia, una familia debió juntar como mínimo $42.526,96 para no caer en la indigencia.

En marzo pasado, el costo de la canasta básica alimentaria había subido 6,5% hasta un monto de $39.862, mientras que la canasta básica total registró un aumento de 7% hasta un monto total de $89.690.

El Indec informó la semana pasada que el índice de precios al consumidor (IPC) registró en abril un avance de 6%, con una suba de 5,9% en Alimentos y bebidas no alcohólicas. Fuente: El Once