La fiesta de Gualeguaychú

El espectáculo más importante a cielo abierto del país dio cuenta una vez más del aura especial que posee. Evadió todos los pronósticos de tormentas y se sobrepuso a la nueva ola de Covid que atraviesa la ciudad.

El panorama no fue para nada alentador durante toda la mañana y la tarde del sábado, con lluvias y tormentas aisladas en la ciudad que se sintieron con fuerza, con una voladura de un techo incluída en el barrio de Pueblo Nuevo, tan solo a unas cuadras del Corsódromo.
Sin embargo, como por arte de magia, el cielo comenzó a despejarse un par de horas del inicio del espectáculo y para las 21 ya no había dudas que la segunda noche del Carnaval del País se hacía sin inconvenientes.

Para esa hora, las colas ya eran importantes en las boleterías y en los ingresos al predio. Luego de presentar el carnet sanitario y dirigirse cada uno a su ubicación, las 13.000 personas aproximadamente, que asistieron disfrutaron de un show espectacular con las cinco comparsas con más detalles pulidos que en la noche inaugural 7 días atrás.

Pero no sólo el Carnaval tuvo que lidiar con el clima en la previa de este sábado, sino que también se sobrepuso a la gran cantidad de aislamientos por Covid-19 que atraviesa Gualeguaychú, ya que más allá que sin duda le quitó público, no se vio esa merma en la cantidad de integrantes que salieron a la pasarela.

Por fortuna, y también debido a los protocolos y sistemas de “burbujas” y suplencias que establecieron cada una de las comparsas, las mismas presentaron todas sus escuadras completas.
Incluso, algunos referentes manifestaron que incluso para esta segunda jornada estuvieron con menos complicaciones que para el debut. “Para la primera noche sufrimos más cantidad de aislados”, contó el director de Marí Marí Sebastián Benedetti a ElDía, y explicó que “nosotros tenemos un sistema de burbujas rotativas, son dos grupos distintos que se van intercalando”.

La fiesta de Gualeguaychú sigue su marcha. (El Día)

En la misma línea, el referente de Ara Yeví Celso Bereciartu expresó en la previa que “la verdad que nosotros estamos enteros, no sufrimos infectados dentro de nuestra comparsa”.
Por su parte, el director de Papelitos Juane Villagra detalló a ElDía que “en los galpones por suerte nosotros no tenemos sectores aislados, trabajamos con todas las medidas de cuidado”.
A su vez, comentó que “si hay integrantes que avisaron preventivamente que no pueden salir porque se contagiaron o porque son contactos estrechos”, y añadió que “fueron unos 8 para esta noche, mientras para la primera noche tuvimos que reemplazar unos 20”.
Asimismo, el panorama se repite sin mayores diferencias tanto en O’Bahía como en Kamarr.

La fiesta de Gualeguaychú sigue su marcha. (El Día)

En este marco, las cinco comparas brindaron una puesta en escena impactante, comenzando alrededor de las 10 de la noche y extendiéndose hasta las 1:30 de la madrugada de este domingo.
Quien rompió el hielo fue O’Bahía, de Pescadores, que desplegó “Colombina”. Le siguió Papelitos, de Juventud Unida, con “Pawe”. En tercer lugar estuvo Marí Marí, de Central Entrerriano, presentando “Cosa de Mujeres”. Penúltima desfiló Kamarr, del Sirio Libanés, con “Sembrador de Ilusiones”. Y bajó el telón Ara Yevi, del Tiro Federal, con “Turba”. Fuente: El Once