Victoria Al Día

Diario Digital

Nacionales Noticias Salud Sociedad

Confirmaron dos nuevos casos de Encefalomielitis Equina en caballos

Mendoza

Dos nuevos casos de Encefalomielitis Equina fueron confirmados en animales en la ciudad mendocina de San Rafael. Senasa había denunciado a comienzos de mes un brote de la enfermedad en Mendoza.
Dos nuevos casos de Encefalomielitis Equina fueron confirmados en animales en la ciudad mendocina de San Rafael, informaron las autoridades locales.

En declaraciones a Canal 7 de Mendoza, el secretario de Gobierno de San Rafael, Paulo Campi, confirmó estos dos casos de Encefalomielitis Equina en el departamento del sur de la provincia, los que se suman a los tres detectados en el departamento de Santa Rosa.

El pasado 4 de enero, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) denunció el brote en Mendoza, por el que fueron afectados tres equinos.

La encefalomielitis equina es una virosis febril del caballo, transmitidas por mosquitos, y causadas por agentes de un virus del género Alphavirus de la familia Togaviridae.

Lucas Sbririglio, médico veterinario magister en zonas áridas, manifestó: “El sector de las caballerizas está muy preocupado porque es una enfermedad que tiene una alta morbilidad y una mortalidad media del 25% al 40%. Si el animal no muere de todas maneras queda afectado su sistema nervioso”.

“Es muy importante concientizar a los propietarios para que vacunen a los animales y que se tomen medidas para la prevención de los vectores”, agregó.

“Hay que tomar todas las precauciones necesarias para que no se críen mosquitos, con medidas similares a la prevención del Dengue, como la eliminación onde pueda haber agua estancada, como recipientes, cubiertas, baldes, etc. Y en lo posible ponerle algún repelente a los caballos”, remarcó el especialista.

Sbririglio informó que el vector de esta enfermedad “es el mosquito Aedes”, y advirtió que “esta proliferación de insectos claramente también es un aviso que nos da la situación del cambio climático, donde al aumentar la temperatura y las precipitaciones, aumenta también la proliferación de diferentes vectores”.

Por su parte, el director de Ganadería de Mendoza, Damián Carbó, recordó que hacía 36 años que no se manifestaba la enfermedad en Argentina, y remarcó que “el caballo no transmite la infección a los seres humanos y sí lo propagan los mosquitos y las aves”. Fuente: El Once