//Copa Davis: Schwartzman se tomó revancha y Argentina le ganó la serie a Bielorrusia

Copa Davis: Schwartzman se tomó revancha y Argentina le ganó la serie a Bielorrusia

Tras la victoria del dobles, el Peque jugó un partido casi perfecto y despachó a su oponente, Alexander Zgirovsky, por 6-1 y 6-2 para cerrar la serie por 3-1. El elenco nacional logró la clasificación al Grupo Mundial de la Davis.

Argentina le ganó la serie de playoffs de reclasificación de Copa Davis a Bielorrusia por 3 a 1, en una victoria que se concretó merced al triunfo de Diego Schwartzman sobre Alexander Zgirovsky por 6-1 y 6-2 en la cancha central del Buenos Aires Lawn Tennis Club.

El «Peque» Schwartzman, el tenista con mayor ranking de Sudamérica desde su puesto 15 en el escalafón de la ATP, no se dejó atrapar por los fantasmas de su fallido partido anterior y superó el juvenil Zgirovsky (1233) luego de poco más de una hora de juego, ante no más de 2.000 personas que se acercaron a las tribunas del estadio ubicado en el barrio porteño de Palermo.

Schwartzman, de 29 años, había quedado muy golpeado en lo anímico tras la increíble caída que sufrió ayer en el primer punto de la serie frente al juvenil inexperto Daniil Ostapenkov por 6-4 y 6-3 en la peor derrota de su carrera profesional.

La serie se emparejó luego con el triunfo del bahiense Guido Pella (82) sobre Erik Arutiunian, de apenas 16 años, por 6-1 y 6-2, así el sábado la eliminatoria terminó 1 a 1.

El domingo comenzó a inclinarse en favor de la Argentina con la victoria en el punto de dobles que consiguieron el marplatense Horacio Zeballos y el tandilense Máximo González ante Daniil Ostapenkov y Erik Arutiunian por 5-7, 6-2 y 6-2.

Luego llegó la victoria del «Peque» Schwartzman para definir la eliminatoria antes de jugarse el quinto punto entre Federico Coria y Ostapenkov, y en la última serie de Gastón Gaudio como capitán, en un adiós que Télam había adelantado hace 24 horas.

Con ese escenario, el «Peque» salió a jugar con la misión de cumplir un trámite que era superar al bielorruso Zgirovsky, darle a la Argentina la clasificación a los «Qualifiers» a jugarse en marzo de 2022 y además borrar por completo la imagen que había dejado el día anterior.

El «Peque» comenzó el partido muy concentrado ante un rival que no tenía nada que perder y se llevó cómodo el primer set por 6-1 con tres quiebres de servicio (1-0, 4-1 y 6-1) y sustentado en una velocidad de pelota superior.

Enseguida el público tomó nota que la victoria se acercaba y comenzó a entonar el clásico «Oh Argentina, es un sentimiento, no puedo parar» antes del inicio del segundo parcial, eso terminó de distender a Schwartzman.

El tenista surgido del Club Náutico Hacoaj sacó a relucir más variantes y con muchos destellos de calidad lanzó varios drops que fueron haciendo añicos la defensa del bielorruso Zgirovsky.

El argentino quebró el servicio de su rival dos veces más, para 4-2 y 6-2, así concretó una victoria lógica que acompañó con un festejo mesurado debido a la gran diferencia de calidad con el rival de ocasión, apenas se permitió lanzarle sus muñequeras a los hinchas que coreaban su nombre.

Con el triunfo de Schwartzman, Argentina ganó una serie que había comenzado complicada tras el 1-1 del sábado, más el primer set perdido este domingo en el dobles, pero que finalmente se definió con facilidad por la diferencia enorme de jerarquía ante un digno rival que vino a Buenos Aires con cuatro juveniles.

El escenario para el equipo argentino se allanó hace dos semanas con las bajas de las principales raquetas del rival: Illya Ivashka (53), Egor Gerasimov (90) y el doblista Andrei Vasilevski (82 en el ranking de parejas).

Con un marcado favoritismo, por méritos propios y debilidades del rival, Argentina padeció el primer día y luego encaminó el partido en un Buenos Aires que recuperó la Davis luego de 16 años, y que volvió a contar con público en las tribunas.

La Davis había transitado desde 2006 cinco escenarios distintos, el Parque Roca, San Juan, Mar del Plata, el Parque Sarmiento y hasta el predio de Tecnópolis donde se improvisó una cancha de polvo de ladrillo, desde aquél lejano triunfo sobre la República Checa en marzo de 2005, cuando se impuso por un holgado 5 a 0 por la ronda inicial del Grupo Mundial.

Con el calor y el apoyo de los hinchas, Argentina sorteó a Bielorrusia y volverá a competir en marzo de 2012 en los «Qualifiers» para intentar retornar al Grupo Mundial.

Esa próxima serie la asumirá con un nuevo capitán, lo más probable con el «Mago» Guillermo Coria, quien sucederá al «Gato» Gaudio al frente del equipo. Fuente: Télam