//«Debemos pensar bien qué es el maltrato animal», dijo un jinete

«Debemos pensar bien qué es el maltrato animal», dijo un jinete

Ante críticas de proteccionistas

Un colega de «Cepillo» Trevissán aclaró que el caballo «para la jineteada trabaja solamente tres veces al año, bien alimentado, vacunado, con todos los cuidados; debemos pensar bien qué es el maltrato animal».

Los accidentes ocurridos durante los festivales de doma, y lo sucedido con el jinete oriundo de Maciá, Leonardo «Cepillo» Trevissan, sigue poniendo sobre la mesa la discusión respecto de las jineteadas.

Sobre el tema, el jinete de San Jaime, David Benítez, brindó su opinión y respondió a quienes hablan de maltrato animal hacia los caballos que participan de la doma.

«Conozco a Leonardo Trevissan, es un jinete de los mejores de Entre Ríos y el país, pero lamentablemente se cayó y quedó colgado dando contra el suelo, estas cosas pasan, nos caemos, nos golpeamos pero son los menos estos golpes fuertes; a mí me pasó que golpee la cabeza y quedé sin conocimiento durante tres días».

Consultado por la posibilidad de usar elementos de seguridad, Benítez opinó, «quizás se podría adoptar alguna medida como un casco, pero es muy complicado; los organizadores tendrían que tener la voluntad de darles estas medidas a los jinetes o cada jinete llevar el suyo, hay unos cascos que tienen un enrejado adelante para que sea cómodo para nosotros también; de todos modos hay que saber que esto pasa cada tanto, alguna fractura o quebradura pero las lesiones graves no suelen ocurrir, el peligro está en todos lados y soy muy consciente de lo que hago».

Benítez también contó que «los jinetes tienen un seguro que se les hace ante cada evento, cuando me tocó mi accidente el seguro me cubrió todo; Jesús María debe tener algún tipo de cobertura especial porque son varios días».

Finalmente y ante las críticas de los proteccionistas de animales, el jinete se preguntó: «¿Para qué está un caballo?», y se respondió, «el caballo esta para diferentes tareas, es para trabajar en el campo, algunos lo utilizan para pasear, muchas veces se me ocurre pensar si el animal es feliz en un campo donde lo hacen trabajar muchas horas y eso ¿no es mal trato?; después veo que para la jineteada trabaja solamente tres veces al año, bien alimentado, vacunado, con todos los cuidados, entonces creo que debemos pensar bien qué es el maltrato animal».

«Uno ama esto y seguramente lo seguiremos haciendo», concluyó en diálogo con Tal Cual Radio.