//Dos accidentes ocurrieron mientras llovía en la Ruta 12 y en un camino vecinal

Dos accidentes ocurrieron mientras llovía en la Ruta 12 y en un camino vecinal

Falta de precaución al volante

Los Bomberos Voluntarios de Ceibas debieron acudir al rescate en dos accidentes ocurridos durante la lluviosa mañana en el sur provincial. Uno de ellos ocurrió en la Ruta 12 y el otro, en un camino de ripio que la conecta con Ibicuy.

Los Bomberos Voluntarios de Ceibas debieron acudir al rescate en dos accidentes ocurridos durante la lluviosa mañana en el sur provincial. Afortunadamente, en ambos casos los siniestros viales no registraron personas heridas y las consecuencias para los conductores de los vehículos, solamente fueron los importantes daños materiales que tuvieron sus autos.
El primero de los accidente ocurrió en el camino de ripio que comunica la localidad de Ibicuy con la Ruta 12, y en el segundo caso, el siniestro vial, ocurrió sobre el mencionado trazado vial.

En camino de ripio

El primer siniestro vial del día al que acudieron los Bomberos Voluntarios de Ceibas, ocurrió antes de las 6 de este lunes, en el camino de ripio que conecta a la localidad de Ibicuy con Ruta 12.
En el lugar, un Volswagen Gol Trend, conducido por Ariel Benedetti de Ceibas, salió del camino y dio varios tumbos para quedar en la banquina y a varios metros de la calle.
El conductor fue atendido por el personal de Bomberos Voluntarios y se decidió que el joven no sea trasladado hacia un centro médico, ya que se encontraba en buen estado.

Contra el guardarrail

En tanto, durante el mediodía, los Bomberos Voluntarios de Ceibas acudieron a un accidente que ocurrió en el kilómetro 123 de la Ruta Nacional 12, donde un auto, Peugeot 307, chocó el guardarrail y quedó atravesado en la mano que va de Entre Ríos a Buenos Aires del trazado vial.
Según dieron a conocer, al llegar al lugar, el conductor del vehículo se encontraba fuera del mismo y no presentaba lesiones, pese a los serios daños que registró el Peugeot. Las lesiones leves que tuvo el hombre de 38 años, domiciliado en la Ciudad de Buenos Aires, fueron atendidas por el personal de la ambulancia y no requirieron traslado al hospital.