El primero del año

La llegada del primer Eclipse Solar de 2022, tendrá lugar este sábado 30 de abril. Será visto en todo el mundo, pero los más privilegiados son los que viven en el hemisferio sur. No puede observarse sin protección especializada.

Este fenómeno será visto en todo el mundo, pero los más privilegiados son los que viven en el hemisferio sur, aunque siempre es importante remarcar que todo dependerá de las condiciones climáticas del lugar.

En esta oportunidad se llevará a cabo un Eclipse Solar Parcial. Será entre las 15.45 y las 19.37 y, según la NASA, el punto máximo será a las 18.09 horas.

Allí el sol se encontrará a 0.2° de altura y tendrá un porcentaje de 24% de ocultación en la línea del horizonte.

La mejor vista la tendrá la ciudad de Ushuaia en Tierra del Fuego donde los espectadores deberán aprovechar rápidamente la oportunidad de observarlo ya que minutos después comienza el atardecer y el fenómeno desaparece.

Es importante recordar que el eclipse no puede observarse sin protección especializada para eso. Por ello los expertos indican que hay que usar anteojos especialmente diseñados con ese propósito.

Pero si se dificulta conseguir este elemento, la NASA hará una transmisión en vivo en su canal de YouTube con posibilidad de una versión en español.

«La observación perfecta del eclipse parcial es muy fugaz. La duración tiene que ver con cuánto tarda la luna en cubrir al sol», explicó a National Geographic Andrea Buccino, investigadora del Instituto de Astronomía y Física del Espacio de la Universidad de Buenos Aires y del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

Otro importante suceso y que sucederá después de mucho tiempo en el país es el Eclipse Lunar Total que se podrá ver el próximo 15 de mayo en toda América.

Este fenómeno durará varias horas y su punto máximo de apreciación será de varios minutos.

¿Qué es un Eclipse Solar Parcial?

Un eclipse solar es el fenómeno astronómico que se produce cuando la Luna oculta al Sol visto desde la Tierra. Esto ocurre cuando el Sol, la Luna y la Tierra están alineados.

Los eclipses totales son poco frecuentes porque la sincronización de la luna nueva con el Sol y un observador en la Tierra tiene que ser exacta, por ello la mayoría de los eclipses suelen ser parciales Fuente: El Once