Según datos del sector

El reporte sectorial señala que «en el primer mes del año el nivel de actividad de la industria frigorífica vacuna continuó siendo bajo, producto de la escasez de hacienda para enviar faena que se viene observando en el último año».

El consumo de carne vacuna por habitante registró una caída del 1,8% en enero respecto de igual mes del año pasado, según estimaciones de la Cámara de la Industria del Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA).
En su último informe, la entidad que representa a los frigoríficos nacionales más chicos, señaló que el «consumo aparente de carne vacuna por habitante, en enero de 2022 fue de 47,4 kilos al año tomando el promedio de los últimos doce meses y resultó 3,5% inferior al promedio de un año atrás».

«En tanto, el consumo aparente de carne vacuna correspondiente a enero se ubicó en 40,8 kg por habitante al año, teniendo en cuenta la faena y los números provisorios de exportaciones, un volumen 1,8% menor al de enero de 2021», señaló la entidad empresaria.

El informe destaca que «la producción de carne vacuna fue de 222.300 toneladas de res con hueso en el primer mes del año» lo cual implica que en enero «el total de carne producida resultó 5.700 toneladas inferior al de enero de 2021».
«Si el total exportado ascendió a 65.000 toneladas equivalentes en el inicio del año entonces se enviaron al mercado interno 157.300 toneladas de carne vacuna. Es decir, casi 1% menos que en enero del año pasado», indicó CICCRA.

El reporte sectorial señala que «en el primer mes del año el nivel de actividad de la industria frigorífica vacuna continuó siendo bajo, producto de la escasez de hacienda para enviar faena que se viene observando en el último año».
Por un lado, influyó la menor zafra de terneros, a raíz de la liquidación de vientres que se verificó entre las primaveras de 2018 y 2020. Por el otro lado, la sequía 2020/2021 forzó un proceso de recría a campo que alargó el tiempo de engorde de los animales» indica el informe.

Al respecto, CICCRA señala que «en enero de 2022 se faenaron 971.800 cabezas de hacienda vacuna» por lo que «la comparación interanual arrojó una baja de sólo 2,6% (26.200 cabezas), debido a que la actividad de enero de 2021 también había sido baja».
«Fue el tercer mes consecutivo en el cual la faena de machos descendió a mayor ritmo que la faena de hembras, tras más de dos años en que se observó el comportamiento opuesto. Esto se hizo que la participación de las hembras en la faena total subiera levemente entre los últimos dos eneros, hasta quedar en 44,9%», indicó la cámara empresaria. Fuente: El Once