Para las fiestas

Apuntarán a un millón de inscriptos en el plan Potenciar Trabajo. Los movimientos sociales buscan que los montos extra alcancen a la AUH. También podrían otorgar un refuerzo para los jubilados de las escalas más bajas.

El Gobierno nacional analiza otorgar un bono o ayuda extra de fin de año para los perceptores de planes sociales y un refuerzo para los jubilados de las escalas más bajas.
La opción más avanzada es la de otorgar un refuerzo a quienes están inscriptos en el plan Potenciar Trabajo, un programa que alcanza a aproximadamente 1 millón de personas y en el que el Estado paga medio salario mínimo por una jornada de cuatro horas de trabajo en proyectos productivos, comunitarios, laborales y la finalización de estudios, para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica, según la definición oficial.

El haber que cobran los inscriptos a este programa se actualizan en línea con los aumentos del salario mínimo. Desde este mes, cuando ingresó un nuevo tramo de incremento de 4%, la suma que cobraron los beneficiarios fue de $16.000. Hacia marzo, cuando tenga lugar el último ajuste acordado entre empresas y gremios, percibirán unos $16.500.

Este tipo de programas ya contó con bonos especiales en determinados momentos, incluso a mitad de este año, cuando el Ministerio de Desarrollo Social otorgó un pago extra de $6.000. A fines del año pasado, en tanto, el monto extra pagado a los inscriptos al Potenciar Trabajo fue de $9.400.

Desde los movimientos sociales afirmaron que también pedirán ante el Poder Ejecutivo un refuerzo de otros programas de alcance mayor, como la Asignación Universal por Hijo. La AUH ya había tenido en 2021 un bono extra de $15.000 en abril por el endurecimiento de las medidas de aislamiento social que dispuso el Gobierno en momentos de un rebrote de contagios de coronavirus. Desde el Ministerio de Desarrollo Social no confirmaron si a fin de año habrá algún pago extra.

Cómo y para quiénes sería el bono de fin de año
Por un lado, se piensa en lo que será el bono de fin de año para beneficiarios de los distintos planes y asignaciones universales. El monto sería de la mitad del Plan Trabajar, que se paga todos los años, lo que terminaría rondando en $ 8000.

Esta posibilidad comenzó a plantearla publicamente la semana pasada el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, quien declaró que realizan un «análisis permanente de toda medida que sea para mejorar los ingresos de los argentinos”.

El Gobierno también evalúa un bono de refuerzo para jubilados, que podría ser como el que recibieron en las últimas oportunidades, es decir para los de las escalas más bajas. Fuente: La Nación/ Infobae