En Casa Rosada

El presidente Alberto Fernández recibió este lunes en Casa Rosada a integrantes de la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA), con quienes abordó distintos ejes que hacen a la producción y empleo en la pospandemia.

Si bien en la previa trascendió que había malestar de los empresarios con el Gobierno por el proyecto de gravar la «renta inesperada», el titular de la UIA, Daniel Funes de Rioja, dijo que el tema no se trató con el mandatario y habló de un encuentro positivo.

Al ser consultado sobre ese posible nuevo gravamen, Funes de Rioja señaló que no puede hablar de un «proyecto que aún no se conoce», pero aclaró: «A priori no estamos a favor de nuevos impuestos».

«No se habló de renta inesperada, el ministro Martín Guzmán ya mencionó lineamientos y la posición de la UIA es de no más impuestos. Pero no hemos entrado en el análisis de un proyecto que no conocemos. Sin proyecto no vamos a decir nada, pero estamos preocupados con la acumulación de impuestos nacionales, provinciales y municipales que tienen impacto», sostuvo el empresario en declaraciones a los periodistas acreditados en Casa Rosada.

Durante la reunión, que se extendió por una hora y media, la UIA presentó el Libro Blanco, que había lanzado el mes pasado, en el que la cámara plantea sugerencias que tienen como objetivo que la actividad industrial crezca un 27% para recuperar el máximo per cápita.

También apuntan a crear 268.000 puestos para alcanzar el ratio de 30,1 puestos por cada mil habitantes; que las exportaciones industriales aumenten al menos unos USD 14.200 M para retornar al máximo per cápita y que se creen 7.400 empresas exportadoras para alcanzar el máximo de 3,7 empresas cada 10.000 habitantes.

Acompañaron en la reunión al jefe de Estado, el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca.

Funes de Rioja dijo que hay que «adaptarse a la nuevas realidades laborales» y que en la reunión se habló de «formación profesional» y que desde la UIA se sugirió implementar «contrataciones de emergencia por dos años, por ejemplo, para incorporar jóvenes y mujeres rápidamente en el sector formal, con un sistema de fondeo, para que las Pymes contraten gente».

También se habló de «simplificarle más la vida a las Pymes y que no tengan tantos trámites burocráticos» y que «la cadena de valor tenga más presencia argentina», comento el presidente de la COPAL.

«Otro tema fue exportaciones, tenemos el objetivo a corto plazo de discutir un modelo para incorporar mil nuevas empresas que no exportaron nunca y que hagan su primera exportación y entren en este mundo. Porque la Argentina necesita generar más divisas y tenemos que salir de la actual situación», planteó.

«Tenemos varias mesas de trabajo abiertas y queremos abrir otras», agregó Funes de Rioja.

Por su parte, Todesca sostuvo que «fue una reunión muy interesante con cuestiones que plantea la UIA que tienen que ver con el crecimiento, el empleo, las exportaciones».

Sobre la «renta inesperada» y la chance de gravarla, la funcionaria consideró que es una buena alternativa para poner sobre la mesa, no es en contra de nadie y se trata de un conjunto muy pequeño de empresas» las que serían alcanzadas (deben facturar al menos mil millones de pesos anuales). Fuente: NA