Se radicó la denuncia en Paraná

Los estafados también son de la provincia de Santa Fe y Uruguay. El entrerriano damnificado explicó la operatoria, similar en cuanto a la mecánica a la de Generación Zoe. Los detalles.

Después de la causa judicial donde se consideró una estafa piramidal las maniobras financieras hechas por la firma “Generación Zoe”, ahora trascendió otro presunto engaño realizado por una empresa llamada Global Intergold que ya acumula cientos de denuncias en Entre Ríos, Rosario, la ciudad de Santa Fe y Uruguay.

Martín Grosman, uno de los rosarinos damnificados, dijo que cayó en el engaño cuando “un conocido” le comentó que la inversión se hacía “a títulos valor de una empresa de Inglaterra, radicada en Londres. Te daban los títulos y después se convertían en acciones en enero de 2021”.

“La cuestión es que meses antes de 2021 supuestamente la empresa generó un zoom en el cual los tenedores de títulos iban a decidir en una votación si se hacía la conversión o si seguían con los títulos, donde se votó seguir con los títulos. Ellos dicen que eso está certificado, pero no existe nada que lo pueda avalar”, agregó.

De acuerdo al relato del estafado, su inversión fue de unos 3 mil euros. “Hoy tendría que tener alrededor de unos 20 mil euros, según su página. Los líderes (de la firma) me eliminaron de todos los grupos porque empecé a preguntar qué iba a pasar con el dinero, con las acciones. La empresa después largó una nueva regla de que íbamos a poder comercializar los títulos, pero solo a otras personas que forman parte de la red. El marketing de esa empresa está armado en Argentina”, indicó.

Por su parte, Diego, otro de los perjudicados por Global Intergold, oriundo de la provincia de Entre Ríos, contó que su caso comenzó en agosto de 2019, cuando invirtió 2.600 dólares en “títulos valores de la empresa”, aunque no recibió nunca un comprobante, aunque los datos de su capital estaba en una plataforma digital. Según le habían prometido, iba a tener un interés del 18 por ciento anual. “Llegó la fecha de la conversión de los títulos a las acciones en enero de 2021. Ahí se hizo una votación entre los tenedores y salió positivo de que se postergaba la operación para 2025. Así que no pudimos cobrar nada de dinero”, explicó.

“Me metí por falta de educación financiera. Lo vi rentable, más que un plazo fijo. La única forma de ganar plata era invitando gente que invirtiera en los títulos. Yo solo invité a un amigo por suerte. Cuando el invitado ingresaba, sumabas puntos y tenías bonificaciones”, agregó Diego.

El entrerriano señaló que comenzó a sospechar de la estafa en 2019, cuando no encontró respaldo informativo de las operaciones. “Me dijeron que cuando los títulos se convertían en acciones se pagaban dividendos, pero eso no estaba escrito en ningún lugar”, concluyó.

“Esto fue una estafa. Nunca cumplieron. Hicimos una denuncia en Paraná. El juez en poco tiempo resolvió que no era una estafa y que había que esperar hasta 2025. Pero no hay nada escrito de que va a existir esa conversión”, expresó.

Diego contó que en un grupo de Facebook hecho entre perjudicados por la firma ya hay mil integrantes y también hay decenas que forman parte de un grupo de Whatsapp. “Se van sumando a medida que se dan cuenta”, finalizó.  Fuente: El Once