El Muñeco habló en conferencia de prensa tras la igualdad del Millonario ante Fortaleza en Brasil por la Copa Libertadores. Criticó la actuación del equipo pero aseguró que «lo del primer tiempo no debe pasar».

En la noche del jueves, River igualó 1-1 con Fortaleza como visitante en el Arena Castelao por la cuarta fecha del Grupo F de la Copa Libertadores de América con goles de Silvio Romero para el elenco local y Enzo Fernández para el Millonario. Si bien los de Marcelo Gallardo no la pasaron bien y Franco Armani fue la figura, el Muñeco se encargó de aportar tranquilidad en conferencia de prensa, aunque criticó el primer tiempo de sus dirigidos.

«Estamos bien en el grupo, con una buena cantidad de puntos, tenemos dos partidos de local y no perdimos de visitante. Con Colo-Colo y Fortaleza fueron partidos con mucha intensidad, de ir al frente y sufrir por momentos. Todo eso es el fútbol, genera este timpo de cuestiones. No se alarmen porque, si surfrimos, es porque los rivales también juegan. Hay que corregir cosas, pero el rival hace méritos para que sientas esa dificultad, como pasó en el primer tiempo», expresó Gallardo ante los medios. «Estamos bien y vamos a estar mejor. Son partidos donde apostamos a jugar de esta manera, a veces la calidad del rival te inquieta, pero para eso están estos partidos, para sumar experiencia y cuando vengan los partidos de definiciones hay que saber que lo que nos pasó en el primer tiempo no nos debe pasar. Mientras seguimos avanzando, seguimos aprendiendo como equipos, esa es la cuestión, asimilar y aprender, pero con una idea muy clara de ir al frenta más allá del rival y de dónde se juegue», añadió más tarde.

Más adelante, el Muñeco analizó el partido en un escenario complicado por el clima de Ceará y el que transmitieron los hinchas en el Arena Castelao. «Jugamos contra un rival que necesitaba los tres puntos para seguir con vida en la clasificación. Salieron con todo, nos presionaron y en el primer tiempo nos agarraron mal parados, nos sometieron por momentos. También con el clima, que estaba muy espeso, no podíamos cambiar el aire y se hizo de golpe por golpe. El segundo ya no fue lo mimso, ajustamos algunas cosas y no sufrimos como en el primero», aseveró. «La cancha estaba en mal estado para los dos, eso perjudicó el juego nuestro. El clima del partido no nos dio tiempo para corregir tampoco. La gente se hizo sentir mucho y el partido era golpe por golpe. Se nos hacía difícil ocupar bien los espacios, cosa que en el segundo tiempo hicimos mejor y ya no pasamos tanta zozobra en la generación de ataques de ellos», concluyó. Fuente: Super Deportivo