//¡Feliz Cumpleaños Santa Madre!

¡Feliz Cumpleaños Santa Madre!

Victoria

Compartimos imágenes del izamiento del Pabellón Nacional por autoridades locales y la entrega de una ofrenda floral por parte del intendente Domingo Maiocco a nuestra Santa Patrona en el aniversario por los 210 años de celebrada la primera misa en el oratorio de la Matanza. Además de los festejos por las calles de nuestra ciudad con la imagen de la virgen vasca.

Historia de su devoción

Nuestra Señora de Arántzazu (8 de Septiembre de 1469).

El 8 de Septiembre de 1469, en Oyarzum (Provincia de Guipúzcoa, país Vasco, España, en un contexto enmarcado por la guerra y la sequía), un pastor llamado Rodrigo de Balzategui salió con sus animales al monte, buscando un poco de pasto, y escuchó el sonido de un cencerro que lo alertó y guío hacía un árbol de espinas donde había una imagen tallada en piedra de María con el Niño en los brazos.

La exclamación del pastorcito fue: “Arántzanzu Ko Ama”, que en vasco significa “Madre, ¿Tú en el espino?”.

Rodrigo regresó al pueblo y se dirigió a los vecinos que rezaban:

“No es aquí donde hay que rezar, sino en el monte, donde está la Virgen sin ermita ni resguardo”.

Así, lo acompañaron hasta el lugar, donde comenzaron a construir una ermita. Cuando regresaron al pueblo, se comenzaron a sentir las primeras gotas de un fuerte aguacero, primer milagro de la Virgen.

Luego, esa ermita de ramas fue reemplazada por construcciones más sólidas, “donde trabajaron los que antes se enfrentaban como enemigos”.

La imagen de Arántzazu Ko Ama, es una talla de piedra gótica del siglo XIII o XIV, que representa a la Virgen sentada sobre un tronco de sabiduría, coronada en su majestad, con el Niño desnudo sobre su rodilla izquierda.

En 1801 Salvador Joaquín de Ezpeleta llegó a la Matanza, en Entre Ríos, trayendo la devoción de la Virgen. El fundador espiritual de Victoria, en 1809, donó “enceres para el culto, entre los que se encontraba una imagen de lienzo (pintada sobre tela) de la Patrona del país Vasco de donde era natural”.

Según la tradición oral, «en uno de sus viajes trajo de España la imagen de vestir que figura en el inventario de 1839 y que la ciudad de Victoria conserva hoy como reliquia histórica en el Altar Mayor de su Templo”.

Posteriormente, se le incorporó a la imagen un árbol de espino envuelto en una nube y un pastor a los pies.

Prof. Damián D. Reggiardo Castro.