Anunció de construcción de escuelas

El presidente encabezó el acto de construcción de 100 escuelas técnicas en todo el país. «Creemos en una Argentina industrializada y que produce, en una Argentina que necesite técnicos», sostuvo.

El presidente Alberto Fernández le pidió a los docentes y estudiantes de todo el país «dar vuelta la página de la penuria» el 2 de marzo, fecha del inicio del ciclo lectivo, durante el anuncio de construcción de 100 escuelas técnicas que encabezó en Tecnópolis.

«El principal objetivo después de la pandemia» de coronavirus Covid-19 es que «la Argentina vuelva a educarse, que los maestros vuelvan a enseñar y que los chicos vuelvan a estudiar», manifestó el máximo mandatario frente a los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y de Educación, Jaime Perczyk.

Bajo esa premisa, instó: “El 2 de marzo demos vuelta la página de la penuria, empecemos otra vida. Tenemos tanto por delante”.

Fernández aseguró que la construcción de estos establecimientos están relacionados a los planes que tiene su gestión para el país: “Creemos en una Argentina industrializada y que produce, en una Argentina que necesite técnicos”.

Para desarrollar este programa el Gobierno nacional, a través de la cartera de Educación, destinará una inversión de $35.500 millones.

Cada unidad tendrá una superficie total de 3.000 m² y contarán con aulas, talleres, laboratorios, biblioteca, SUM y espacios de encuentro y productivos vinculados a especialidades como economía del conocimiento y bioeconomía, agroindustria y alimentos, energías, minería, petróleo y gas, tecnología 4.0, mecánica automotriz y metalmecánica.

La iniciativa comenzará su implementación en 500 instituciones que ya cuentan con entornos formativos de calidad, y continuará con la construcción de 100 nuevas escuelas con criterio modular.

El programa también tendrá como finalidad lograr la inclusión e innovación educativas, y la formación profesional, además de la integralidad en la oferta de la Educación Profesional Secundaria (ETP).

El primer mandatario recordó que en su época de estudiante «no existían los micrófonos inalámbricos, todo era con cable» y que la enseñanza era distinta, puesto a que se «aprendía de todo un poco».

«El mundo se desarrolló a una velocidad vertiginosa y nos exige adecuar la educación a esa velocidad vertiginosa”, consideró y añadió que la enseñanza actual debe «concentrar la educación para que muchos sepan mucho de algo”.

“Vivimos en un tiempo en el que la educación, el conocimiento, el saber nos obligan al estudio. Las sociedades más ricas son las que han desarrollado el conocimiento y el saber, no las que tienen petróleo», sostuvo.

Por tal motivo, resaltó la necesidad de otorgarles a los estudiantes «instrumentos para que cuando terminen el secundario sepan a dónde ir, qué tienen para aportar y cómo construirse su propio futuro”.

“Un país mejor exige que el Estado esté presente, que todos tengamos las mismas oportunidades”, señaló y concluyó: “Mientras gobierne esta Patria le voy a dar oportunidades a todos”. Fuente: Ámbito.com