//Fiestas seguras

Fiestas seguras

Acciones preventivas

Se acercan las Fiestas y comienzan las reuniones en familia y con amigos. Como todos los años, es importante brindar consejos y recomendaciones para evitar accidentes, principalmente con los más pequeños.

«Desde que armamos el arbolito de navidad, se agrega a nuestra casa una fuente de luz y colores que atraen a los más pequeños, pero también es fuente de electricidad e incendios. Por eso, recomendamos que el árbol esté fuera del alcance de los niños, revisar la integridad de los cables y las luces, no sobrecargar los enchufes y apagar las luces al salir de la casa y al ir a dormir«, afirma la Dra. Paola Soto, Coordinadora Médica del Área Pediátrica del Servicio de Emergencias del Hospital Austral. Es muy importante que se le explique a los más grandes también el peligro de electrocución al manipular los adornos con las luces encendidas o el árbol enchufado.

Los cuidados también deben estar en la mesa navideña. «Las confituras, maníes y almendras son alimentos que están desaconsejados en niños pequeños por el riesgo de aspiración (que ingresen a la vía aérea), pudiendo causar cuadros de ahogamiento. Por eso, no se deben dejar al alcance de los niños», explicó la doctora. Y agregó: «También es importante destapar las bebidas espumantes tomando los recaudos para evitar lesiones y tener cuidado con los restos de alcohol en las copas para que los más pequeños no los ingieran, ya que son una fuente de intoxicación alcohólica».

Si la reunión se produce en un lugar con pileta, se deberán recordar las recomendaciones para prevenir ahogamientos. «La observación directa de los niños es el modo más seguro de cuidado», explicó la especialista. Y sumó que también se deben tener precauciones al manejar: «Al volver a la casa, no se debe manejar si se tomó alcohol y siempre colocarse el cinturón de seguridad. También, cuando se estacionan los autos, se recomienda siempre dejarlo de frente a la salida y así tener buena visión al salir de la reunión».

Pirotecnia

Otro tema importante es la pirotecnia. La Dra. Soto detalló: «Los pediatras desaconsejamos a los padres el uso de pirotecnia doméstica. Los niños pueden lesionarse aunque sean supervisados por adultos e, incluso, tampoco alcanza con prohibir el uso de pirotecnia en los niños porque muchos de ellos se lesionan solo por estar observando».

Algunos datos de las lesiones más comunes:
El 50% son niños, y de ellos, el 75% son varones.
Entre el 25 y el 50 % de los lesionados son solo espectadores, es decir, que no manejaron ni encendieron los artefactos de pirotecnia.
El 40% de las lesiones son en la cabeza, principalmente en los ojos.
Otro 40% se da en las manos y los dedos.
El resto de las lesiones se producen en miembros inferiores por pisar artefactos y en los genitales por llevar pirotecnia en el bolsillo.

Si a pesar de estas recomendaciones, donde lo principal es no utilizar pirotecnia, las familias deciden usarla, se resaltan algunos consejos:

– No usarla en lugares cerrados.
– Alejar a los niños a una distancia segura.
– Los fuegos proyectables (cañitas y/o cohetes) no deben ser apuntados hacia donde hay otras personas, viviendas, combustibles o árboles.
– Encender los fuegos de a uno, apoyándolos sobre una superficie segura y retirarse a una distancia prudencial.
– No exponer la cara y los ojos.

La Dra. Soto explicó que «por otro lado, aunque se decida que no se utilizará pirotecnia en la familia, otras personas podrán decidir usarla y, en ese caso, alterar la conducta de nuestras mascotas pudiendo transformarse en un peligro para los niños. Por ello, se debe consultar al veterinario sobre las medidas que se pueden adoptar».

Cuidar los ojos

Las lesiones oculares en las fiestas se deben en un 70% a la pirotecnia, un 15% a lesiones por los corchos de las bebidas espumantes y un 15% por el exceso de alcohol y violencia que se genera.

«Por eso, cuidemos a los que queremos y vivamos las fiestas con alegría», cerró la doctora.