Salud

Si bien la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico, esta enfermedad puede ocasionar graves complicaciones, incluso la muerte.

La gripe o influenza es una enfermedad viral respiratoria muy contagiosa que en adultos mayores o personas con condiciones crónicas puede generar complicaciones graves..

El virus de la gripe, que además muta cada año, se transmite de una persona a otra a través de las microgotas que exhala una persona enferma con la tos, estornudos o simplemente cuando habla.

Si bien la mayoría de los afectados se recupera en una o dos semanas sin necesidad de recibir tratamiento médico, esta enfermedad puede ocasionar graves complicaciones, incluso la muerte, a personas mayores de 65 años, niños pequeños, embarazadas o quienes padezcan condiciones crónicas como cardíacas, respiratorias, renales, inmunosupresión, cáncer, trasplante, obesidad y diabetes, según el portal del Ministerio de Salud.

Entre los principales síntomas que permiten reconocer la enfermedad, los pacientes pueden manifestar fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular, dificultad para respirar y neumonía.

Salud indicó que para prevenir la gripe, la vacuna anual «reduce las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus influenza», por lo que se indica una dosis para personal de salud, adultos mayores de 65 años y lactantes, que reciben su primera dosis cuando tienen entre 6 y 24 meses y la segunda dosis 4 semanas después de la primera.

Con el fin de promover la vacunación de personas pertenecientes a grupos de riesgo en centros públicos o privados, Salud dispuso que no sea necesaria la «presentación de la prescripción médica como un requisito excluyente» para la vacunación y en su lugar solo tendrán que presentar «cualquier documentación que certifique la existencia de enfermedades pre-existentes incluidas entre los factores de riesgo».

Este año la vacuna antigripal cuenta con tres componentes, uno contra la influenza A H1N1, otro que previene la A H3N2 y el último de linaje B/Victoria.

En una reciente visita a Santiago del Estero, la ministra de Sald, Carla Vizzotti señaló que tras dos años de pandemia de coronavirus «aprendimos que no podemos predecir lo que vaya a pasar con el Covid-19, ni con los virus respiratorios» y recordó que «en invierno siempre aumenta la circulación de los virus respiratorios» pero desde 2019 «el SARS-CoV-2 desplazó completamente otros virus respiratorios».

La epidemióloga recordó que «en el otoño e invierno en Argentina, en el hemisferio sur, tenemos estacionalidad y con el inicio de clases también siempre se ve esa situación, por eso en lugares cerrados tenemos que usar el barbijo, tomar los cuidados necesarios y si tenemos algún síntoma no tener contacto con otras personas». Fuente: El Once