//Jubilaciones, dólar, tarifas y retenciones

Jubilaciones, dólar, tarifas y retenciones

El proyecto enviado al Congreso

El ministro de Economía brindó detalles del plan de emergencia del gobierno. Reinstaura el tributo para las compras con tarjeta en dólares de un 30%, el bono para jubilados y AUH, el congelamiento de tarifas hasta julio. Las claves

Video:Guzmán detalla las nuevas medidas económicas del Gobierno

El ministro de Economía, Martín Guzmán, otorgó este martes una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda en la que brindó detalles del proyecto de ley de Solidaridad y Reactivación Productiva, que el Gobierno envió al Congreso para su tratamiento.

El funcionario confirmó que la iniciativa contempla un tributo del 30% para las personas que quieran comprar dólares para atesoramiento (ahorro) y establece un 30 por ciento para los que usen tarjeta de crédito o débito para la cancelación de gastos o extracción de divisas en el exterior.

El Gobierno postergó hasta este martes el envío al Congreso del megaproyecto que contempla declarar la emergencia económica, social y sanitaria. La iniciativa contempla, además, la reinstauración del tributo para las compras con tarjeta en dólares de un 30%, el bono para jubilados y beneficiarios de la AUH, el congelamiento de tarifas hasta julio y, posiblemente, la inclusión de la suspensión del Pacto Fiscal.

Las claves del proyecto
Jubilaciones

«Ha habido un fenomenal descalabro del sistema en los últimos 4 años. Lo que se hizo con los jubilados es grave. Necesitamos cambiar el sistema porque no funciona y desprotege a la población jubilada y al país. Estamos tomándonos 180 días para reemplazar una fórmula que fue pensada para una economía que iba a despegar por otra fórmula que tiene que ser consistente, razonable. Está claro que el modelo fracasó y por eso, la población mayor ha sido tan dañada. El aumento de 5 mil en diciembre y 5 mil enero alcanza a quienes perciben el haber mínimo pero respetando las escalas. El esquema actual imposibilita la desinflación».

La cuestión tributaria

«Volveremos a las alícuotas de 2015 de Bienes Personales. Y tomamos medidas que buscan fomentar la repatriación de capitales. Se va a gravar la tenencia de activos en el exterior. Si una fracción de esos capitales regresa al país, esa parte de las alícuotas no se cobra. Necesitamos recuperar nuestra moneda, por eso estamos eliminando el impuesto cedular que grava el ahorro en activos en pesos».

Impuesto al dólar

«Necesitamos desalentar el ahorro en una divisa que no producimos. El país se endeudó brutalmente pero no utilizó esa deuda para generar mayor capacidad productiva que nos permita contar con las divisas para sostener niveles altos de gastos en dólar. Hay que reconocer esta realidad. Todo el mundo la reconoce. En ese contexto en el que no hay dólares imponemos un impuesto para una Argentina inclusiva y solidaria. Ese impuesto será del 30% a la compra de divisas. El 70% de la recaudación estará destinado a financiar la seguridad social».

Retenciones

«En este contexto de crisis, necesitamos de la contribución de todos los sectores que pueden contribuir a resolver la crisis. Esta administración reconoce la importancia estratégica del sector agropecuario. Pero al mismo tiempo necesitamos una economía estable. Tanto por necesidad de tener estabilidad como de sentar nuevas condiciones para el desarrollo económico lo que planteamos es iniciar un diálogo sobre la base de nuevas condiciones para sentar el sistema de retenciones. En particular, se modifica el tope para las retenciones para el poroto de soja aumentándolo en 3 puntos, pasando del 30% al 33%, y del maíz, de 12 al 15. Limitamos las retenciones para los productos agroindustriales s a una alícuota del 5%».

Pymes

«Estamos dando lugar a un plan de regularización de deuda para las Pymes y para las sociedad sin fines de lucro. Esto parte del principio de que es imposible que una empresa ahogada se pueda recuperar. Estamos disponiendo de un plan para que las empresas tengan alivio».

Tarifas

«Lo que se hizo fue para resolver situaciones que debían ser resueltas, pero hubo un enorme deterioro. Se agravaron las situaciones que debían ser resueltas. Se afectó muchísimo la situación de la gente y empresas y contribuyó al deterioro productivo. Estamos planteando un nuevo marco general. Hay un plazo máximo de 180 días para cambiar el esquema tarifario por otro que tenga un balance adecuado para la protección social, la producción y las condiciones que fomenten la inversión en energía, que es fundamental. En estos tiempos de tan alta volatilidad, que el país ha quedado rehén de los mercados internacionales, es importante la flexibilidad. Por eso marcamos un plazo de hasta 180 días: hasta ahí se mantiene la postergación de los aumentos tarifarios».

Deuda pública

«El proyecto de ley busca facultar al poder ejecutivo para tomar las medidas necesarias. Ha habido un brutal aumento de la deuda. Si quisiéramos forzar algo que no se puede, que es pagar esos niveles de deuda insostenibles, la situación empeoraría. Necesitamos políticas de deudas alineadas con la recuperación económica. Queremos hacer promesas que se puedan cumplir y por eso necesitamos gestionar la sostenibilidad de la deuda pública».