//La resistencia de los pibes

La resistencia de los pibes

La Marcha de la Gorra contra la criminalización de la pobreza.
“Queremos vivir en una provincia sin discriminación ni represión policial, una ciudad más justa e igualitaria”, dijeron desde las distintas organizaciones sociales que acompañaron a miles de pibes que marcharon por el centro de Rosario.
Miles de pibas y pibes, acompañados por organizaciones sociales y políticas, recorrieron el centro de la ciudad en el marco de la Marcha de la Gorra, una movida que ya cumplió 12 años y la primera que se realiza en Rosario para repudiar la marginación, estigmatización y criminalización de la pobreza. “¿Por qué tu gorra sí y la mía no?”, era la pregunta que se repetía en cientos de carteles que alzaron los manifestantes mientras marchaban desde la Plaza 25 de Mayo a la Plaza San Martín donde se leyó un documento donde señalaron: “Queremos vivir en una provincia sin discriminación ni represión policial, una ciudad más justa e igualitaria”. El comienzo de la marcha estuvo demorado porque la organización esperó que llegara el colectivo que trasladaba a un contingente desde Santa Fe que fue retenido por Gendarmería en el kilómetro 22 de la autopista Rosario-Santa Fe (ver aparte).
“Estoy acá adelante, marchando contra la gorra, porque hoy en día me quiero venir para el centro y no puedo estar con una visera puesta porque te frena la yuta, pero además de frenarte te maltrata. Aparte te sacan las cosas, la plata, y si no te dejás sacar la plata te llevan en cana por averiguación de antecedentes, ya me ha pasado varias veces”, dijo a este diario Gabriel, un joven militante de Causa que junto a otros chicos encabezó la marcha portando una bandera que decía “mi cara, mi ropa y mi barrio no son delito”.
“Yo paqueteo, y cuando venía de trabajar en San Lorenzo a mi casa bajo en la Terminal y me iba caminando siete cuadras. Ahí me frenaba la policía y me sacaban la recaudación y algunas prendas. Por eso estamos marchando acá, porque es nuestro derecho. Ya no se puede andar en la calle porque es impresionante cómo nos discriminan. La policía nos tiene que cuidar a nosotros y en vez de hacer eso nos detienen por usar una gorra, y si no tenemos documento nos exigen plata a cambio de que nos vayamos”, agregó Gabriel.
Banderas de la Ctep, la Coordinadora Antirepresiva, Comunidad Rebelde, Causa, Lobo Suelto, la Feser, Coad, Amsafé Rosario, Nuevo Encuentro, Partido Obrero, Patria Grande y Ciudad Futura acompañaron a las pibas y pibes que visibilizaron por primera vez en Rosario el repudio a la represión policial que sufren en los barrios. “Queremos caminar con libertad, divertirnos, encontrarnos, discutir, jugar, bailar, cantar y ejercer nuestro derecho a ser jóvenes, sin ser hostigados, señalados o expulsados”, fue una de los párrafos del extenso documento que se leyó en la Plaza San Martín.
“La violencia estatal se ejerce sobre las identidades villeras, cuando se militarizan los barrios culpabilizando a sus habitantes por la llamada `inseguridad´, cuando se estigmatiza a la juventud de las villas por tomar birra en una esquina, pero en simultáneo se avala y regentea el narcotráfico, o cuando se violenta a las personas en situación de calle sustrayendo ilegalmente sus pertenencias y obligándolos a desalojar los espacios públicos que habitan, no por elección si no por ausencia de espacios sociales de contención insuficientes”, señalaron en otra parte del documento.
El concejal Eduardo Trasante (Ciudad Futura), que acompañó la marcha, dijo que “los mismos familiares comenzaron a visibilizar el tema con la lucha y es una realidad que ya no se puede tapar y que va en un crecimiento triste porque los que se nos siguen yendo son los pibes, ahora víctimas también del gatillo fácil de la policía. Desde el Concejo queremos trabajar algunas políticas para ir aplacando estos aires de violencia que se siguen viviendo en los barrios de la ciudad”.
Fuente: Página12