//Los escribanos se quejan de la burocracia de ATER

Los escribanos se quejan de la burocracia de ATER

El atraso en el procesamiento de ATER del cambio de titularidad de las propiedades inmuebles transferidas es un problema que afecta y preocupa a los escribanos de la provincia.

Quejas de los clientes

Gabriel González e Ivana Anderson, presidente y secretaria de la Delegación Victoria del Colegio de Escribanos de Entre Ríos, a través de una nota publicada en la Edición Victoria/Nogoyá de Paralelo 32, explicaron días atrás la situación.

Señalaron que “con justa razón los clientes se quejan en las escribanías: los compradores porque no aparecen como titulares hasta transcurrido un largo tiempo que puede llegar hasta los dos años; los vendedores, porque durante ese lapso figuran a su nombre propiedades que ya han sido vendidas, haciéndolos responsables de impuestos que ya no tienen obligación de pagar, por cuanto el dominio se adquiere y se transfiere con la escritura pública y posesión del bien”.

Trámites innecesarios

Los escribanos subrayaron que para resolver cada caso “nos vemos obligados a acudir al Registro de la Propiedad para efectuar trámites innecesarios en razón de que el escribano ya inscribió la escritura en tiempo y forma. Agregaron que se produce un “innecesario desgaste de tiempo y de dinero como el pago de las tasas registrales, lo que a su vez implica una doble imposición”, porque al inscribir la escritura ya se tuvo que pagar.

“Para mayor perjuicio aún, la propia ATER que es la responsable de las demoras, no acepta –arbitrariamente y sin razón alguna– copia de la escritura en al que se transfirió la propiedad”.

Deslindando responsabilidades de los escribanos, los firmantes del comunicado finalizaron instando “a que el problema expuesto se solucione a la mayor brevedad posible”.