Cómo avanza la investigación

Aseguran que el tesorero del gremio allanado tratará de asumir la mayor responsabilidad, minimizar el posible delito que le puedan endosar, y defender su rol de “contenedor” de las personas que cobran planes sociales.

Avanza la causa judicial que se tramita para aclarar la situación de los acusados en la causa surgida tras la detención de una mujer que sacaba dinero de un cajero del centro de Paraná y tenía en su poder 22 tarjetas de planes sociales, aunque hasta el martes a la noche los involucrados no habían sido formalmente imputados.

Se supo que el tesorero de la Asociación del Personal Universitario de Entre Ríos (Apuner), sería el más comprometido en la investigación, en tanto que su pareja, la mujer de 38 años que fue encontrada el sábado pasado cobrando dinero podría tener un rol indirecto.

Los dos sospechosos están aguardando la figura penal por la que tendrán que responder, ya que entienden que solo deberían explicar la posibilidad de una estafa o bien una administración infiel, pero no lo que se especuló, que se esté frente a una malversación o defraudación, señala diario Uno.

A entender de los allegados, el hombre podría asumir la responsabilidad total de haber organizado un sistema de «ayuda» económica para los beneficiarios de planes sociales, que debían recurrir a estas alternativas, para poder obtener fondos para adquirir más productos de primera necesidad para sus domicilios. Obviamente, el sistema tenía un fin de lucro.

Se dejó entrever que el tesorero ideó el sistema, y solo utilizaba las oficinas de Apuner para realizar los trámites de entrega de dinero que debían ser sostenidos con la garantía de la tarjeta social que quedaba en manos del hombre hasta que finalizaba el préstamo.

El hombre que admitiría su responsabilidad exclusiva, podría indicar que la pareja tuvo un rol secundario, y tratará de aclarar que el resto de las autoridades de Apuner, no tendrían nada que ver con este escándalo que golpeó de lleno al gremio universitario.

En esa línea, se supo que en estas horas, el tesorero presentó su renuncia a Apuner.

Denunciante confirmó que el gremialista es un prestamista

Un beneficiario de tarjetas sociales radicó este martes una denuncia para recuperar su plástico y afirmó que había ido a pedir un crédito en la sede de Apuner, donde fue atendido por el tesorero y presunto prestamista, Adrián Meynier, consigna diario Uno.

El hombre expresó su intención de recuperar la tarjeta que le retenían para el cobro de los créditos usurarios, y también que el implicado era el prestamista, quien lo recibió en la sede del sindicato de calle Alem 959.

Entre otras medidas, no se descarta que se realicen más allanamientos en estos días. Se analiza si en el lugar de trabajo del sospechoso, la Facultad de Ciencias Económicas, también habría elementos de interés para la causa. Fuente: El Once