El árbitro internacional Darío Herrera, junto a Diego Romero, a cargo del VARen el encuentro que River Plate le ganó a Banfield por 2 a 1 en el sur del Gran Buenos Aires, fue «parado» por la Liga Profesional de Fútbol.

Los jueces no podrán estar a cargo de la misma función en el encuentro del próximo miércoles entre Boca Juniors y Godoy Cruz tras el error que terminó convalidando un penal a favor de los «millonarios» que perjudicó al «Taladro».

Además de Herrera fueron sancionados su asistente Diego Romero, juez AVAR, que no podrá cumplir la misma función para la que había sido designado para el partido del próximo jueves entre Atlético Tucumán y Argentinos Juniors.

Herrera será reemplazado en el encuentro entre boquenses y mendocinos por Héctor Paletta. A Romero lo relevará en Tucumán el árbitro Fernando Echenique.

El secretario general de la Asociación Argentina de Árbitros a cargo de la designación de los jueces de los partidos de primera división, Federico Beligoy, admitió públicamente que el «penal que le otorgaron a River contra Banfield no existió, fue mal sancionado. Por eso desde nuestro organismo nos hacemos cargo de ese error y pedimos disculpas». Fuente: Super Deportivo