//Paritaria docente

Paritaria docente

Los ejes salariales en que centran sus pedidos los gremios

La primera reunión de la mesa paritaria pasó a un cuarto intermedio, aunque sin fecha. «Esto va a llevar varios encuentros, por la agenda de temas que se pusieron sobre la mesa», dijo el titular de Agmer, que participó del encuentro El Gobierno nacional abrió este jueves la mesa paritaria nacional docente que se convertirá en una base a partir de la cual los distritos provinciales discutirán salarios con los sindicatos. En Entre Ríos, en 2019 el Gobierno negoció con los maestros con inclusión de cláusula gatillo que permitió que el ingreso de los trabajadores pudiera ganarle a la inflación: 57,6% los sueldos; 53,8%, la inflación.

El presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, que participó de esta primera reunión, dijo que «por lo pronto, salimos con expectativas de cómo avance este esquema nacional».

En tanto, el secretario general de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Marcelo Pagani, valoró la reapertura de la paritaria, «que había sido clausurada por el gobierno de Mauricio Macri en 2016. Desde entonces los trabajadores no habíamos tenido ese instrumento fundamental que es la paritaria como mecanismo de diálogo y negociación

El gobierno califico muy positivo el primer encuentro por paritaria docente

se destaco el compromiso que hizo público el ministro de Educación, Nicolás Trotta, que transmitió un mensaje del presidente Alberto Fernández: «Este año el salario docente va a superar a la inflación. Y se puso en valor la paritaria docente, que no solo discute salario sino que aborda toda la realidad del sistema educativo y con la defensa de la escuela pública».

El titular de Agmer puso de manifiesto el planteo hecho por la titular de la Ctera, Sonia Alesso, que resaltó las «luchas por la reinstauración de la paritaria durante el macrismo».

En el primer encuentro no hubo una propuesta salarial concreta, pero sí se conformaron diez comisiones para darle continuidad al diálogo. La primera reunión de la mesa paritaria pasó a un cuarto intermedio, aunque sin fecha. «Esto va a llevar varios encuentros, por la agenda de temas que se pusieron sobre la mesa

Salarios

En lo estrictamente salarial, los gremios piden dos puntos. Subir el piso del salario docente, que hoy está en $20.250, en primer lugar. Por otro lado, los sindicatos centrarán la discusión fuerte en el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), el único componente del salario que paga el gobierno nacional. El Fonid está congelado en $1.210 por cargo desde 2016. Según un cálculo que hace Sadop, entre 2015 y 2020, el Fonid cayó un 32,4% en términos reales. Para recuperar el poder de compra que tenía cinco años atrás, aseguran que se necesitarían $12.655 millones adicionales sobre el presupuesto asignado.

El Fonid tiene una larga historia. Empezó a escribirse el 2 de abril de 1997, cuando la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) instaló la Carpa Blanca frente al Congreso para reclamar una ley que financiara mejoras salariales.

Por entonces gobernaba Carlos Menem, y su ministra de Educación era Susana Decibe.

A fines de 1998, el Congreso Nacional creó un impuesto que gravaría con el uno por ciento anual a los autos, aviones y embarcaciones. La idea era destinar esa recaudación a un aumento de los salarios docentes. Pero la iniciativa fue un fracaso: el Gobierno no logró recaudar los 660 millones necesarios para asignarles a los maestros un aumento mensual de 60 pesos.

Este revés y la larga permanencia de la Carpa frente al Congreso fueron en parte los motivos que llevaron a Decibe a renunciar a su cargo, sin haber logrado superar el conflicto.

El 30 de diciembre de 1999 el conflicto por el financiamiento del Fondo pareció llegar a un final. Veinte días después de asumir la presidencia, Fernando de la Rúa logró la aprobación de una ley que garantizaba el incentivo docente con fondos del Tesoro Nacional para el período 2000-2001.

Ese mismo día, después de 1.003 días -dos años y nueve meses- de protesta, la Carpa fue desmantelada por maestros que se habían turnado para ayunar, artistas y otras personas que durante esos meses se solidarizaron con la lucha de los maestros.

El Incentivo fue uno de los logros que consiguieron arrancarle los docentes al gobierno de Carlos Menem en 1999, tras la instalación de la carpa blanca frente a la Plaza de los Dos Congresos, que duró mil días. Aquel beneficio se pensó por un plazo de cinco años, pero todavía subsiste. En 2019 cumplirá 20 años de vigencia.

Las comisiones
1) formación docente continua; 2) salud, bienestar y condiciones de trabajo; 3) inversión educativa 6%; 4) políticas de evaluación y producción de información; 5) 2.020 escuelas; 6) prioridades político-pedagógicas; 7) política salarial; 8) educación pública de gestión privada; 9) interpretación normativa; 10) comisión previsional. Fuente: El Once