“Es imposible pagar las cuotas”

Afirman que se encuentran en situación «insostenible». Las cuotas de los autos alcanzan los 40.000 o 50.000 pesos y » la gente ya no sabe qué hacer», detallando las expectativas con las gestiones que se realizan.

Miles de ahorristas en todo el país, incluidos de Entre Ríos, afrontan pagos de altas cuotas de autos 0 Kilómetro que adquirieron en años anteriores, por valores que multiplican varias veces los índices de inflación de los últimos años. El mecanismo de compra sigue siendo el más utilizado y, al mismo tiempo, el más cuestionado por subas de precios.

El martes pasado, la ministra de Gobierno Rosario Romero recibió a ahorristas de planes de autos 0 kilómetro. Participaron del encuentro algunos de los damnificados y las abogadas Sandra López y Mariela Panceri.

«A raíz de este perjuicio que se les ha ocasionado a los ahorristas al rechazarse la medida cautelar, han sufrido un incremento exponencial de la cuota lo cual los ha puesto en una situación realmente caótica a tal punto de situaciones de que ya no les alcanza el sueldo para poder abonar las cuotas que les llegan», había relatado a Elonce la abogada Sandra López, tras el encuentro con Romero.

Mencionó que «se trabajaron algunas líneas para plantear a nivel nacional, ya que consideramos que debe ser ahí la caja de resonancia de esta problemática, ya que son empresas nacionales y es la caja de inspección de justicia la que controla a estas administradoras de planes».

Este sábado, ahorristas, en diálogo con el programa El Explorador explicaron su situación particular y las “expectativas” de que este problema se resuelva.

Del encuentro con la ministra Romero aseveraron que se acordó “ir a la Inspección General de Justicia (IGJ) para que nos descompriman la situación”.

Al reclamo lo realizan “de manera colectiva, por eso estamos esperando la decisión del magistrado en un juicio sumarísimo”.

Y, en lo relacionado a los casos particulares, aseveraron:

“En mi caso adquirí un Cronos: empecé pagando una cuota de 3500 pesos, en 2018. Cuando me entregaron el auto, al mes empezaron los incrementos,: seis mil, nueve mil, doce mil… En este momento mi cuota está, este mes, en alrededor de 41 mil pesos”, aseveró una de las consultadas por El Explorador.

Tengo un Gold Trend. Hace seis años que lo estoy pagando, me quedan 12 cuotas. El primer año quedan bastante fijas las cuotas”, detalló otra de las damnificadas, estimando que “será de 47 mil pesos la próxima cuota. Es imposible pagarlo”.

En otro de los casos, “finalizamos en mi familia de pagar en septiembre del año pasado, pero nos queda pendiente la deuda por cautelar. Pero si no hubiese sido por esa cautelar, tampoco hubiéramos podido pagar la cuota completa. De todas maneras, esta deuda por cautelar se actualiza de la misma manera que se actualizan las cuotas. O sea que, al principio tuvo aumento de 1000 pesos, y así hasta que para este mes, es de cinco mil pesos de incremento. Nos queda pro pagar un año y medio por delante, que no sabemos de cuánto es, porque si bien uno paga, la deuda sigue aumentando a la movilidad que fijan”, afirmó una mujer a El Explorador.

ejemplificó que “de una cuota pura, en la Nº 42, que tenía que ser de 6800 pesos, en la boleta, cuando nos cobraron terminó siendo de 16.400 pesos, más gastos administrativos, financiación pro entrega y demás que agregan”.

“El problema es que nosotros no sabemos de dónde se deduce el valor móvil, porque según nos dicen, al aumentar el dólar impacta directamente porque hay partes que son importadas, por ejemplo. Pero nosotros firmamos contratos en pesos, no en dólares. Y por otro lado, lo que se está buscando es, como en el caso anterior (de la deuda pro cautelar) que no se ajuste al valor móvil, porque ya se terminó de pagar el plan”, aseveró otra de las entrevistadas.

De la misma manera, pusieron relevancia en que “voluntad de pago siempre hubo. Contrajimos una deuda en pesos y con valores de cuotas ya establecidas y que nadie los respetó y siguen aumentando desmedidamente”.

Los perjudicados en Entre Ríos “son miles”, aseveraron.

Las concesionarias “siguen sacándose el problema de encima y nos derivan directamente a las terminales”, contaron.

Los abogados “nos dicen que tenemos que pagar la cuota”, aseveró. Fuente: El Once