//«Quien tiene enfermedad crónica respiratoria no debe abandonar los controles»

«Quien tiene enfermedad crónica respiratoria no debe abandonar los controles»

Lo recomendó un neumonólogo

El neumonólogo Larrateguy  que «es importante que concienticemos a la gente que hay que dejar de pensar en uno. Si no pensamos como sociedad, colectivamente, este virus va a llevarse muchas personas».

El neumonólogo Luis Larrateguy pidió a la ciudadanía «responsabilidad» en el cuidado y prevención, ante el Covid 19. «Los bioquímicos, enfermeros, kinesiólogos y médicos que están peleándola para ayudar a los pacientes que se enferman, están agotados. La sociedad tiene que entender que si me agarra leve no pasa nada, pero cuando le toma esta enfermedad a un vulnerable termina en el hospital, está ocupando las camas de terapia intensiva y de internación», resaltó.

De esta manera, aseveró: «Es importante que concienticemos a la gente que hay que dejar de pensar en uno, si no pensamos como sociedad, colectivamente, este virus va a llevarse muchas personas».

«El 40 % de los pacientes fallecidos son menores de 40 años»

Mencionó que esta enfermedad «produce sarcopenia, que es una debilidad muscular severa, pérdida de masa muscular que requiere luego alimentación, ejercicio en un gimnasio para rehabilitación, enfermedades respiratorias crónicas, como la fibrosis pulmonar, por lo tanto, no es una cuestión de si tengo o no tengo el coronavirus y me recupero. La recuperación no es tan fácil. Y ni que hablar, si tenemos en cuenta un artículo recientemente publicado que indica que el 40 % de los pacientes fallecidos son menores de 40 años. Es decir que, si bien la mayoría son ancianos o con enfermedades crónicas severas, jóvenes también pueden tener una enfermedad fatal».

De la misma manera refirió que se ha publicado que las personas pueden reinfectarse de Covid 19. «Esto sucede porque no se ha determinado aún si la inmunidad es totalmente efectiva. Más allá de que pareciera que las nuevas vacunas estimulan a las células de memoria que son las que producen inmunidad verdadera a la larga, todavía la enfermedad en sí, no genera tanta inmunidad inmediata; por eso hay que seguir cuidándonos. Quién tuvo la Covid debe seguir con las medidas de distanciamiento social, barbijo, lavado de manos y demás», destacó el especialista.

«Hay varias publicaciones que indican que la vacuna rusa es muy efectiva»

Se conoció este lunes el anuncio del presidente Alberto Fernández que indicó que Argentina recibiría 25 millones de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus entre diciembre y enero próximos. Respecto de esto, Larrateguy expresó que «hay varias publicaciones, incluso en la revista Lancet, que indican que la vacuna rusa es muy efectiva, que produce mucha inmunidad, sobre todo en células de memoria, lo que daría inmunidad a la larga, que necesita dos dosis como la mayoría, para generar inmunidad. Puede ser efectiva. Está en fase 3 de investigación igual que todas las otras vacunas, es decir que aún no ha sido aprobada. Lo que está haciendo el Presidente es adelantarse, asegurar en tener dosis para cuando la vacuna esté aprobada, poder vacunar».

«Lo que no han disminuido son las enfermedades crónicas respiratorias»

El profesional manifestó que «han disminuido las enfermedades infecciosas respiratorias, incluso este año se ha vacunado contra la gripe mucho más que otros años. Los resfríos, las bronquitis comunes, que eran sobre todo virales, al no haber tanto contacto entre la gente, han disminuido. Lo que no han disminuido y en eso apelamos a la gente a que consulte, son las enfermedades crónicas respiratorias, que necesitan su control. Hoy hemos vuelto a hacer espirometrías, los test de caminata y empezar la rehabilitación respiratoria: los pacientes con EPOC deben hacerlo, con todos los cuidados y protocolos, porque si no aumentan las exacerbaciones de estas enfermedades».

El neumonólogo aseveró que «tenemos que entender que, por un tiempo largo, y tal vez por dos años, no podemos pensar como pensábamos antes, en las reuniones sociales con mucha gente, adentro de una casa, bailes, diversión, que a todos nos gusta. Pero la realidad es que hasta que no tengamos seguridad de una inmunidad, hay que poner especial atención en este tipo de reuniones donde uno se relaja, hace que uno se quite el barbijo, que se abrace con el amigo. Lamentablemente a eso debemos frenarlo, porque si afecta a una persona con déficit en su inmunidad es severa». Fuente: El Once