//Rige un alerta sanitaria provincial para quienes entran y circulan por Paraná.

Rige un alerta sanitaria provincial para quienes entran y circulan por Paraná.

Informe provincial en relación al Covid

«El objetivo es disminuir la circulación, y se evite el desborde que la propagación del virus ocasiona», argumentó Velázquez. Explicó porque están abiertos los bares y se prohíben las reuniones sociales.

Paraná fue reclasificada como zona de transmisión comunitaria sostenida de coronavirus. «Es el cuarto y último estadio por el cual se identificaron conglomerados no relacionados en los se evalúan al menos tres cadenas de transmisión sucesiva y se sostiene la confirmación de casos sin nexos epidemiológicos», explicó la ministra provincial de Salud, Sonia Velázquez, al advertir: «El virus circula en la comunidad, lo que nos dificulta enormemente a los equipos de salud realizar la trazabilidad sobre cómo se contagió el paciente».
De igual manera, aclaró que «se seguirá realizando el seguimiento de todos los contactos estrechos, la vigilancia epidemiológica y la búsqueda activa para aislar a los casos positivos, además de la institucionalización de los pacientes ya sea leves o graves».

Rige un alerta sanitaria provincial tanto para quienes ingresan a Paraná como para quienes circulan por la ciudad», comunicó Velázquez, al anunciar que «se emitieron protocolos para los equipos de salud para que estén atentos a todos los cuadros respiratorios de personas que puedan concurrir a otras ciudades o provincias».

«El objetivo es disminuir la circulación, que la población extreme las medidas de protección universal y se evite el desborde que la propagación del virus ocasiona», argumentó. «Es necesario que nos limitemos a no realizar juntadas ni familiares ni sociales», encomendó la funcionaria provincial al comunicar que «del resultado de la vigilancia resultó que conductas tales como compartir el mate o elementos de contacto han sido las causas de las principales fuentes de contagio».

Velázquez instó a «no subestimar al virus». Y en ese sentido, reconoció que «es comprensible que las personas quieran seguir con su vida cotidiana», pero encomendó a la población «un esfuerzo más, una solidaridad intergeneracional y hacia el personal esencial y los trabajadores de salud».

«Necesitamos detener la transmisión para que el sistema social, sanitario y económico mantenga su equilibrio y no colapse», remarcó.
Punto aparte, explicó que al considerarse a Paraná como zona de transmisión comunitaria de coronavirus, «es necesario que las localidades aledañas también realicen sus propios controles en los accesos».

Monitoreo y control

Ante las críticas de la ciudadanía por la apertura de bares y restaurantes en Paraná, siendo que a nivel nacional están prohibidas las reuniones sociales, la ministra de Salud argumentó: «Cuando emitimos las clasificaciones sanitarias y epidemiológicas bregamos para que sean acompañadas por los COES locales; son los municipios los que autorizan las actividades y lo que pedimos es el monitoreo y control de los protocolos».

No sería objetada la apertura de bares y restaurantes, si se realiza con los protocolos correspondientes», remarcó al insistir respecto a que «está comprobado que la mayoría de los contagios se han dado por mateadas o el contacto de elementos de contacto y el no uso de elementos de protección personal; o en instancias familiares que desarrollaron juntadas de personas no convivientes».

Al preguntarle a Velázquez por el envío de 50 bolsas de cadáveres a los hospitales San Martín y La Baxada de Paraná, además de otras para Colón, la funcionaria mencionó que «el envío de insumos forma parte de la estrategia de fortalecimiento a los efectores de salud públicos y privados, al igual que el protocolo para el manejo adecuado de cadáveres».

Interrogada sobre supuestas muertes de pacientes con coronavirus durante el fin de semana y que no habrían sido informadas, la funcionaria lo desmintió «enfáticamente».

«Que estemos ocultando cifras o indicadores de fallecidos, no contribuiría en nada en la credibilidad y rigor técnico y ético con el que nos manejamos desde el inicio de la pandemia», argumentó. Y agregó: «Necesitamos de los indicadores para tomar las decisiones más adecuadas y estratégicas para sostener la salud de la población entrerriana. Fuente: El Once