//Se frenó el repunte del río Paraná y prevén la mayor bajante para noviembre

Se frenó el repunte del río Paraná y prevén la mayor bajante para noviembre

Estiman un nuevo descenso

Organismos científicos y técnicos estiman que la bajante del río Paraná se va a prolongar durante el verano. En la capital entrerriana registró esta madrugada 71 centímetros de altura, confirmaron desde Prefectura.

En los primeros 15 días de septiembre el río subió más de un metro en Paraná, sobre todo por la apertura de compuertas de las represa Itaipú. Sin embargo, en el inicio de la segunda quincena del mes se frenó el repunte y se aguarda que el caudal vuelva a descender. En la capital entrerriana registró esta madrugada 71 centímetros de altura, según confirmaron a Elonce desde Prefectura.

Las estimaciones del INA para los próximos días

La directora nacional de Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres Virginia Laino, ratificó que “a pesar de algunas precipitaciones que hubo en la cuenca el día de ayer, la tendencia global es de bajantes, esperando un piso para el mes de noviembre de este año”.

Sostuvo al respecto que “el Instituto Nacional del Agua, uno de los organismos que participa de este monitoreo permanente, explicó que hacia noviembre podríamos esperar un pico máximo de bajante, y a partir de ahí si las precipitaciones acompañan, podría comenzar a incrementarse. De todos modos, el incremento sería muy paulatino”, estimó

Además, reveló que los organismos científicos y técnicos estiman que la bajante del río Paraná se va a prolongar durante el verano, más allá de que actualmente el piso se prevea para el mes de noviembre.

“Esta bajante pronunciada se da en un contexto de dos años de sequía en la región, esto no es menor. Por supuesto que la previsión de incremento de precipitaciones trae como consecuencia una crecida, pero es importante recordar que los ríos tienen procesos cíclicos de crecidas y de bajante, que cuando no acompañan las lluvias se hace noticia el fenómeno de bajante”, dijo la funcionaria.

En cuando al paso de las embarcaciones por el Paraná, aseguró que dependen de las previsiones que se realizan en cada puerto del cauce de agua, “las autoridades de puertos estiman todos los días la carga máxima para las embarcaciones que circulan y operan en esos puertos”.

“En el sistema de Monitoreo de Emergencia, las provincias establecen las prioridades de afectación de la zona de influencia de la bajante, acompañado por los datos duros de los organismos científicos. En este momento hay 125 localidades identificadas en las provincias por las que atraviesa el río Paraná, de las cuales 89 cuentan con menos de 25 mil habitantes”, sostuvo.

El presupuesto de 1000 millones de pesos asignado para obras dispuesto para sobrellevar dicho fenómeno ambiental, se destina a mejoras vinculadas con la captación de agua fluvial para consumo humano. Es decir, para prolongar las tomas de agua o la mejora de las estaciones de bombeo. “En este momento no hay ninguna localidad que esté sin captación de agua fluvial”, aseguró. Fuente: El Once