//Se hizo cargo de sus cinco hermanitas para sacarlas de un contexto de violencia

Se hizo cargo de sus cinco hermanitas para sacarlas de un contexto de violencia

Se convirtió en el pilar de siete niños

Casada y con dos hijos de 6 y 8 años, recibió un pedido que su corazón no pudo desoír. Decidió criar a sus cinco hermanas, de entre 2 y 12 años. Su cónyuge apoyó la iniciativa. «No queremos que pasen por lo mismo que nosotros», dijeron.

Hace un mes la vida de Andrea De Melo dio un giro de 180 grados. A sus 27 años, la mujer que vive en San Pedro, provincia de Misiones, se convirtió en el pilar de siete niños. Casada y con dos hijos de 6 y 8 años, recibió un pedido de ayuda que su corazón no pudo desoír y decidió criar a sus cinco hermanas. Las niñas de entre 2 y 12 años habían sido apartadas de sus padres tras sufrir diversos episodios de violencia. Luego una investigación constató que los progenitores no reunían las condiciones para cuidarlas.

En un primer momento las nenas fueron enviadas al hogar María Ana Mogas, donde permanecieron ocho meses, pero pasado ese tiempo el Juzgado de Familia le ofreció a Andrea la posibilidad de tenerlas a su cuidado. La mujer no dudó y decidió ampararlas para que reciban el amor y las atenciones que ella no tuvo durante su niñez.

Desde ese entonces, De Melo y su esposo Antonio Dos Santos (30) asumieron tamaña responsabilidad entendiendo que lo mejor para las menores es que crezcan juntas y rodeadas de afecto. En ese contexto, la familia aceptó abandonar la pequeña vivienda que alquilaban para mudarse a una casa propia en Colonia Aster.

Entrevistada por el diario El Territorio, Andrea brindó detalles de su historia: «Cuando surgió la posibilidad de que yo me hiciera cargo, primero sería sólo de una de ellas, pero en eso todas declararon al juez que querían vivir conmigo. En ese momento pensé en la gran responsabilidad, pero soy sana, y sentí una gran angustia al pensar que otra personas podían adoptarlas y serían separadas, cuando yo podía tenerlas conmigo, ayudarlas y darles una mano».

Asimismo, la mujer evidenció el temor que le provoca que las niñas vuelvan con los padres, y señaló que es algo que la mantiene intranquila ya que aún la justicia no le otorgó la tenencia definitiva. El trámite si se hace efectivo, además de una crianza segura permitiría que puedan se acceder a la Asignación universal por hijo (AUH), incrementando los recursos destinados al cuidado de las nenas.

El cónyuge de Andrea apoyó la iniciativa y recibió a sus cuñadas como hijas. El hombre que se dedica a realizar diversos trabajos como changarín relató que el objetivo de ambos es poder agrandar la casa para poder estar más cómodos. «Estoy muy feliz de poder ayudarlas. Ahora estamos reuniendo el dinero para ir de a poco agrandando la casa. Quiero que los jueces me designen la tenencia porque ellas están muy bien. Vivimos frente a la escuela, se integraron muy bien con los demás chicos. No queremos que ellas pasen por lo mismo que nosotros«, sostuvo la mujer y agregó que toda ayuda con materiales de construcción, como así también camas y colchones es bienvenida.

Escucha la Radio F5 #Victoria en vivo !! y seguinos en Facebook para enterarte de las mejores noticias minuto a minuto