El argentino había llamado la atención durante el torneo en Estoril por la frase con la que firmaba la cámara después de cada victoria. Este domingo venció en la final a Frances Tiafoe y lo celebró con palabras que fueron pura emoción.

Sebastián Báez celebró este domingo en Portugal su primer título ATP en el torneo de Estoril. A la hora de los festejos, por fin le puso el cierre esperado a un ritual que se había repetido después de cada victoria. Esta vez, el joven de 21 años ya no se preguntó «¿Por qué no yo?» a la hora de firmar la cámara de TV, sino que celebró con un emotivo «¡Sí, soy yo!».

Esta cadena de mensajes había comenzado con su triunfo en primera ronda ante el portugués Joao Sousa. Ese día, al terminar el encuentro, Báez se acercó a la cámara y firmó con la frase en inglés: «Why not me?» («¿Por qué no yo?»). La elección de esa pregunta no fue azarosa: él y su entrenador la habían leído unos días antes en una pulsera que llevaba el estadounidense Frances Tiafoe, justamente el rival de la final de este domingo.

Desde aquel día, escribir esa frase en la cámara después de cada victoria se convirtió en una suerte de cábala. En cada ocasión, el tenista argentino le agregó un signo de interrogación más. Así hasta este domingo. Ya con la victoria consumada y el título en sus manos, Báez firmó con tres palabras: «Yes, is me!» («¡Sí, soy yo!»).

Fue una forma de confirmar que, por primera vez, le tocó a él ganar y festejar en un torneo ATP, algo que ansían muchos, pero que no todos pueden alcanzar.

La carta de Sebastián Báez tras coronarse campeón en Estoril
Luego de vencer en la final a Tiafoe, Báez uso sus redes sociales para expresar su emoción. «Me acordé de cuando mi mamá me llevaba a mis primeras clases de tenis con esa motito que tenia mas ruido que velocidad», dijo.

«Gracias a todos los que me ayudan a ser mejor persona día a día, a los que me alientan a que siga a pesar de que haya veces que las cosas no salen, gracias a los que se despiertan de madrugada para ver mi trabajo, gracias a los que están siempre», agregó, al mismo tiempo que agradeció a su entrenador y a la organización del ATP de Estoril.

Finalmente, recalcó: «Y gracias a todo mi país que me acompaña con su bandera por todo el mundo. Nunca dejemos de soñar! Yo lo hice y lo seguiré haciendo!» y cerró en inglés: «Why not Me? IT’s Me! BELIEVE!» (¿Por qué no yo? ¡Sí, soy yo! Cree). Fuente: Super Deportivo