Detenida con 22 tarjetas sociales

El tesorero de la APUNER quedó vinculado en una causa por Estafa tras la detención de su pareja, quien extraía dinero con 22 tarjetas de beneficiarios de planes sociales. Un grupo de afiliados al sindicato expresó su repudio por el hecho.

El tesorero de la Asociación del Personal No Docente de la Universidad de Entre Ríos (Apuner) quedó vinculado en una causa por Estafa tras la detención de su pareja, una mujer de 36 años, cuando tenía en su poder 22 tarjetas de beneficiarios de planes sociales y estaba realizando extracciones en un cajero automático ubicado en la calle 25 de mayo, en Paraná.

En el marco de la investigación por el fraude detectado con planes sociales, el hombre de 61 años -que trabaja en la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), en el sector de Diplomas- fue abordado por el personal de la División Delitos Económicos cuando llegaba presuroso al interior del sindicato. Tras el allanamiento a las oficinas de calle Alem al 500 se descubrió que en su interior funcionaba una suerte de financiera.

La sospecha -según la hipótesis de los investigadores- es que la mujer y su marido extenderían líneas de créditos a personas que son beneficiarios de planes sociales y para acceder a aquellos debían hacer entrega de sus tarjetas. La información fue confirmada además en las últimas horas cuando la fiscalía entrevistó a una parte de los beneficiarios con planes sociales que así lo testificaron.

La causa tramita como Estafa y tiene, por el momento, sólo a la mujer y a su marido, el tesorero del gremio, investigados, mientras que ahora la Justicia tendrá que determinar si las autoridades de APUNER estaban al tanto de la maniobra.

El repudio de un grupo de afiliados

“El personal administrativo y de servicios de las Facultades de Trabajo Social y Bromatología, dependientes de la Universidad Nacional de Entre Ríos, manifestó su repudio ante los supuestos hechos cometidos por parte del Secretario de Hacienda y Finanzas del gremio y exigió “el esclarecimiento de los mismos, a fin de salvaguardar la integridad y el compromiso de quienes trabajamos en esta Unidad Académica”.

“Entendemos que es una situación que supera el trabajo cotidiano del personal No Docente y atenta contra la buena fe de quienes aportaron y aportan al Gremio como afiliados y afiliadas”, indicaron a través de un comunicado al que accedió Elonce.

E instaron a las autoridades del gremio APUNER “a promover la investigación correspondiente a fin de deslindar responsabilidades y amparar a las personas directamente afectadas, que vieron vulnerados sus derechos”. Fuente: El Once